Nuevas herramientas para visualizar la Amazonía

septiembre 5, 2016

Por Natalie Alm
5 septiembre de 2016

(NOTA: esta es la tercera en una serie de blog escritos por el equipo de WCS en el IUCN Congreso Mundial de la Naturaleza que se lleva a cabo del 1 al 10 de setiembre en Honolulu, Hawaii. Ver blog original aquí.)

La Iniciativa Aguas Amazónica valora la Amazonía por su rol como el sistema más grande y más diverso de aguas Dulce. Foto: Walter Wust.

¿Cuando cierras los ojos y piensas en la Amazonía, qué ves?

Para muchas personas, lo primero que viene a la mente es la selva tropical – complementado por una imagen de espesas copas de árboles, con mucha vegetación y una vida silvestre exótica, desde  peludas orugas hasta jaguares.

Pero la Amazonía es también una cuenca, y el sistema de agua dulce más grande del mundo en el mundo. Provee la sexta parte de todo el agua dulce que desemboca en los océanos del planeta, más que los seis ríos más grandes juntos. La cuenca del Amazonas cubre casi 40% de América del Sur a través de siete países. Proporciona recursos a más que 30 millones de habitables, incluyendo  casi 400 grupos indígenas diferentes, como alimentos y agua, transporte y sustento.

Mercado de peces en Iquitos, Peru. Crédito: Pablo Puertas/WCS.

WCS ha estado trabajando en la región amazónica durante más de 40 años y nuestro equipo a corroborado la increíble biodiversidad, el patrimonio cultural y la belleza de la región. Sin embargo, hemos encontrado numerosos desafíos para la conservación en un sistema tan interconectado, donde la gestión debe ser coordinada a escala de cuenca.

El dorado, por ejemplo, es una especie emblemática  de la altamente interconectada cuenca del Amazonas. Este pez viaja miles de kilómetros subiendo y bajando los sistemas fluviales del continente todos los años, y es una de las migraciones más largas de peces de aguas dulces en el mundo.

Para promover esta conceptualización de la Amazonía a través de sus aguas, se ha puesto en marcha la Iniciativa Aguas Amazónicas (WCS) una asociación que promueve una visión de la cuenca  del Amazonas,  en la que la región es valorada no solo por su selva tropical sino también por su importancia para el almacenamiento de carbono y biodiversidad, pero también por su rol como el sistema de agua dulce más grande y megadiverso.

 
La cuenca del Amazonas es responsable de una sexta parte de toda el agua dulce que fluye en los océanos del mundo. Foto: Crédito: Walter Wust.

AWI reconoce que hay muchas amenazas para los ecosistemas amazónicos, incluyendo la pesca  indiscriminada, la destrucción de habitas, la infraestructura mal planificada, y el cambio climático. Y trabaja activamente para mantener la integridad de este basto, interconectado y dinámico sistema.

Coordinar las acciones de conservación a nivel de cuenca es un gran desafío, ya que involucra muchos actores de diferentes países.  Uno de los más grandes retos es la falta de un modelo espacial adecuado para la integración de datos a través de la cuenca. Para ayudar a resolver este problema, un equipo de científicos que forman parte de AWI han lanzado recientemente una nueva base de datos de libre acceso para visualizar y gestionar mejor la Cuenca Amazónicas por medio de un análisis espacial mejorado.

La herramienta de clasificación del marco espacial de ecosistemas acuáticos del Amazonas  incorpora elementos hidrológicos del sistema de agua dulce del Amazonas que antes no estaban comprendidos en los productos espaciales existentes con el fin de crear un nuevo marco escalable para la clasificación de los ríos, estuarios y cuencas que conforman la cuenca del Amazonas ampliamente.

 
Una nueva herramienta escalable crea una estructura de clasificación para los ríos, estuarios y cuencas que conforman la cuenca del Amazonas. Gráfico propuesto por WCS.

La herramienta, disponible para todo software SIG, se divide en dos partes: una con una clasificación jerárquica de siete niveles de cuenca y otra por la red drenaje. Se puede responder preguntas sobre la gestión y el monitoreo, la relación entre hábitat y producción pesquera para el análisis de especies de acuerdo a su uso de los ríos.

La herramienta puede ser usada por los investigadores para identificar ríos de aguas negras o ríos de aguas claras que son importantes para la biología de los peces; para proteger mejor los espacios importantes de uso pesquero para sus especies de peces; por un planificador urbano para identificar áreas con alto riesgo de inundaciones cerca de las ciudades y pueblos; o un formulador de políticas para mejorar la toma de decisiones en la localización de los proyectos de infraestructura, especialmente contra el cambio climático.

Se presentó este fin de semana, en el IUCN Congreso Mundial de la Naturaleza, en Hawaii, junto a un panel de expertos y líderes en conservación quienes proporcionaron un gran revisión sobre su aplicación. Instituciones de financiamiento multilaterales elogiaron la visión de libre acceso para ver los datos y las herramientas.

 
La cuenca del Amazonas a proporcionar alimentos, agua, transporte y alimentos para más de 30 millones de personas, incluyendo casi 400 diferentes grupos indígenas. Foto: Walter Wust.

Al final del evento, el presidente de WCS y CEO, Cristián Samper, resaltó tres puntos importantes: el poder de la integración y disponibilidad de los datos; la importancia de abordar los retos de conservación a escalas adecuadas; y la necesidad de traducir el  trabajo académico en escenarios reales y materiales útiles para los tomadores de decisiones y la sociedad civil para nutrir mejor las discusiones y decisiones.

¿Qué potencial ves en una herramienta de mapeo para la Amazonía? ¡Explora AWI y háganos saber lo que piensa!