Se firma Histórica Declaración para Asegurar la Protección de la Cuenca Amazónica

junio 15, 2016

«Nuestro trabajo es diverso, pero está conectado, tal y como lo están las aguas de la Amazonía, y por ello debemos mantener la integridad de este vasto, dinámico e interconectado sistema de agua dulce, que a su vez es el sostén de la vida silvestre y el bienestar de los seres humanos. La importancia de la Amazonía no debe ser subestimada». Cristián Samper, Presidente y Director Internacional de WCS.  

Hacer clic aquí para leer la declaración completa

Lima, Perú. 15 de junio de 2016.- Hoy, más de una docena de instituciones firmó la histórica Declaración Conjunta para las Aguas Amazónicas, durante la Conferencia Internacional Aguas Amazónicas, realizada en Lima. Ello marcó un compromiso sin precedentes para la colaboración en los esfuerzos de promoción de la integridad de la cuenca del Amazonas, hogar del más grande territorio de bosques continuos y del ecosistema de agua dulce más extenso del mundo.

La declaración, que consta de 7 objetivos, fue firmada por científicos, conservacionistas, oficiales gubernamentales, académicos y especialistas de desarrollo que asistieron al evento. Entre los firmantes, se incluyen el Ministerio del Ambiente de Perú, la Secretaría Ambiental del Estado Amazonas de Brasil, la Dirección de Producción de la Región Loreto, la autoridad pesquera peruana, y la Wildlife Conservation Society (WCS), entre otros. En la declaración, resulta clave su enfoque de trabajar en acuerdos internacionales en los cuales los intereses de todos y la soberanía de cada nación sean respetados, mientras que la integridad del sistema ambiental —en particular el de la cuenca amazónica— sea protegida.

La conferencia fue organizada por WCS para congregar a especialistas que pudiesen discutir los temas críticos para la conservación y desarrollo sostenible de la Cuenca del Amazonas.

Los objetivos de la declaración incluyeron: expandir el enfoque de manejo integrado del ecosistema de cuenca; promover agendas de investigación interdisciplinarias e interculturales; fortalecer la gestión de las pesqueras en las escalas adecuadas; asegurar la gestión apropiada de los humedales de la Cuenca del Amazonas; mejorar el nivel de comprensión respecto de los impactos ambientales potenciales de inversiones de desarrollo en los ecosistemas terrestres y acuáticos de la cuenca del Amazonas; impulsar la existencia de una ciudadanía informada, comprometida y empoderada para la conservación de la Cuenca del Amazonas; y cooperar —de buena fe y con un espíritu de solidaridad— en la implementación y ulterior desarrollo de los objetivos.

La Cuenca del Amazonas se extiende, de oeste a este, por prácticamente todo el ancho sudamericano. Así, la cuenca abarca siete países: Brasil, Perú, Bolivia, Colombia, Ecuador, Venezuela y Guyana. El río Amazonas, la línea vital de la cuenca, es el río más largo del mundo, con una longitud de 7020 km, y es hogar de la migración de peces de agua dulce más grande del mundo: más de 4000 km solamente de ida. La Amazonía, además, es hogar de 30 millones de personas, 1.4 millones de las cuales son indígenas.

Cristián Samper, Presidente y Director de WCS, expresó ante los asistentes a la conferencia que «debemos unirnos y colaborar para asegurar la protección e integridad de la Cuenca del Amazonas. Nuestro trabajo es diverso, pero está conectado, tal y como lo están las aguas de la Amazonía, y por ello debemos mantener la integridad de este vasto, dinámico e interconectado sistema de agua dulce, que a su vez es el sostén de la vida silvestre y el bienestar de los seres humanos. La importancia de la Amazonía no debe ser subestimada.

»La Iniciativa Aguas Amazónicas busca brindar una oportunidad para el diálogo, la colaboración y las alianzas. Un grupo de instituciones asociadas ha tomado un paso importante al acordar firmar la Declaración Conjunta de Aguas Amazónicas. Esta noche, son las primeras en formalizar su compromiso a la visión de la Iniciativa Agua Amazónicas y liderar el camino para todos nosotros. Esperamos que muchas más se unan: las puertas están abiertas para las instituciones y personas interesadas».

La declaración enfatiza que la Cuenca del Amazonas contribuye significativamente a la biodiversidad, a la regulación climática y al balance hídrico del planeta. También enfatiza que «una participación ciudadana activa e informada —especialmente entre las poblaciones indígenas y las comunidades locales— se está volviendo más fuerte y es crucial para mantener los resultados positivos de los esfuerzos de conservación y desarrollo sostenible en el largo plazo, a la par que para respetar los derechos humanos y ciudadanos de los grupos indígenas y de otros habitantes de los países amazónicos».

La declaración hace hincapié en las mayores amenazas que enfrenta la Cuenca del Amazonas, como lo son la pérdida de hábitats; la contaminación de mercurio y otros metales pesados y pesticidas; la sobreexplotación de los recursos naturales; y la introducción de especies invasivas. También toma nota de que todas estas amenazas «tienen serias consecuencias para los grupos indígenas, poblaciones locales, y la vida silvestre, los mismos que dependen de la cuenca, así como para todo el mundo». La declaración reconoció, además, que el cambio climático, posiblemente, exacerbará los impactos de la deforestación y de las inversiones pobremente planificadas.

La conferencia y la Iniciativa Aguas Amazónicas son posibles gracias al apoyo de USAID, Fundación Gordon and Betty Moore, la Fundación John D. and Catherine T. MacArthur, Science for Nature and People Partnership (SNAPP), y la Fundación de la Corporación Mitsubishi para las Américas.

 

CONTACTO:

DIEGO COLL: (51 1 446 4947; dcoll@wcs.org)